Archive for septiembre, 2009

“Huevos, zanahorias y café”

No, no se trata de una receta, sino de un relato que me envió Su, una amiga de “ilusiones”, y quiero compartirlo con mis curiosill@s para que reflexionéis en qué os convertiríais vosotros ante las adversidades…


Una hija se quejaba con su padre acerca de la vida y se lamentaba de que las cosas no le salían bien. No sabía como hacer para seguir adelante pues sentía desfallecer y se iba a dar por vencida. Estaba cansada de luchar y luchar, sin obtener ningún resultado. Parecía que cuando solucionaba un problema, aparecía otro.

Su padre, un chef de cocina, la llevó al lugar de trabajo. Allí tomó tres ollas con agua y las colocó en el fuego. Pronto el agua de las tres ollas estaba hirviendo. En una colocó zanahorias, en otra colocó huevos y en la ultima colocó granos de café. Las dejó hervir. Sin decir una palabra,  solo miraba y le sonreía a su hija mientras esperaba.

La hija esperó impacientemente, preguntándose que estaría haciendo su padre. A los 20 minutos el padre apagó el fuego. Sacó los huevos y los colocó en un recipiente, sacó las zanahorias y las puso en un plato y finalmente, colocó el café en un tazón.

Mirando a su hija le dijo: – Querida ¿Qué ves?

“Huevos, zanahorias y café” fue su respuesta.

La hizo acercarse y le pidió que tocara las zanahorias, ella lo hizo y notó que estaban blandas. Luego le pidió que tomara un huevo y lo rompiera, después de quitarle la cáscara, observó que el huevo estaba duro. Luego le pidió que probara el café, ella sonrió mientras disfrutaba de una exquisita taza de la deliciosa bebida.

Sorprendida e intrigada la hija preguntó: – ¿Qué significa todo esto, padre?

Él le explicó que los tres elementos habían enfrentado la misma adversidad: ¡agua hirviendo! Sólo que habían reaccionado en forma diferente.

La zanahoria llegó al agua fuerte, dura; pero después  de pasar por el agua hirviendo se había hecho blanda y fácil de deshacer. Los huevos habían llegado al agua frágiles, su cáscara fina protegía su interior líquido; pero después de estar en el agua hirviendo, se había endurecido. Los granos de café, sin embargo eran únicos: después de estar en agua hirviendo, habían cambiado el agua.

¿Cuál de los tres elementos eres tú? Cuando la adversidad llama a tu puerta, – ¿Cómo respondes? Le preguntó a su hija.

¿Eres una zanahoria que parece fuerte pero cuando la fatalidad y el dolor te tocan, te vuelves débil y pierdes tu fortaleza?

¿Eres un huevo, que comienza con un corazón maleable, con un espíritu fluido, pero después de una muerte, una separación o un despido se ha vuelto duro e inflexible? Por fuera te ves igual, pero ¿eres amargada y rígida, con un espíritu y un corazón endurecido?

¿O eres un grano de café? El café cambia al agua hirviendo, el elemento que le causa dolor, cuando el agua llega al punto máximo de ebullición el café alcanza su mejor sabor y aroma.

Ojalá logres ser como el grano de café, que cuando las cosas se pongan mal, tú puedas reaccionar en forma positiva, sin dejarte vencer por las circunstancias y hagas que las cosas a tu alrededor ¡mejoren!

Que ante la adversidad exista siempre una luz que ilumine tu camino y el de todas  las personas que te rodean.

Que puedas siempre esparcir e irradiar con tu fuerza, optimismo y alegría, el “dulce aroma del café”. Para que nunca pierdas ese olor grato e inagotable que solo tú sabes transmitir a los demás.

Me gustaría que tod@s eligieseis…

cafe_Su

Anuncios

27 septiembre, 2009 at 4:26 pm 5 comentarios

Papillote de verduras con salteado de germinado de lentejas

Hoy voy a aunar en esta receta tres elementos nuevos:

  • Una técnica de cocción (el papillote)
  • El resultado de un “experimento de vida” (germinados de lentejas)
  • Una recomendación de un curiosillo (receta de salteado de germinados por Iñigo).

Así que… veremos que sale de ahí! aunque os anticipo que salió riquísima, vamos como para enmarcar je, je!

myFrame.us

Primero decir que el papillote es una técnica culinaria que proviene de Francia. Con esta técnica, los alimentos se cuecen en su propio jugo y con el vapor que desprenden, conservando todo su aroma, sabor y nutrientes. Y aunque normalmente se hace con papel de aluminio yo he preferido utilizar un papel antiadherente para hacer el paquetito. No me fio de la interacción del aluminio con los alimentos y menos a altas temperaturas, lo malo es que no puedo apoyar esta percepción mía en ninguna base científica (o al menos no la conozco).

Bueno, pues una vez recogidos mis germinados de lenteja de la exposición al sol indirecto y cargados de clorofila serán protagonistas también de este plato, gracias a la idea que nos dio Iñigo en uno de sus comentarios (por cierto ya han probado tu receta otros curiosill@s y me han “chivado” que el resultado era espectacular).

Así que… a cocinar!

Ingredientes ecológicos*: 6 filetes de seitán – un tomate maduro cortado en lonchas – un pimiento verde – un pimiento rojo – cuatro cebollitas pequeñas – ocho patatitas pequeñas enteras – germinados (en esta ocasión utilicé de lentejas) – aceite de oliva de primera presión en frío – sal – pimienta blanca – albahaca fresca – ajos – una guindilla.

Con las manos en la masa: Pelamos las patatas y las cebollitas (les damos un hervor), cortamos los pimientos en tiras, el tomate en lonchas y sobre la bandeja del horno disponemos el papel estirado, encima los filetes de seitán, sobre estas las lonchas de tomate. A los lados los pimientos y las patatas, salpimentamos y ponemos un buen chorrito de aceite de oliva. Cerramos el paquete (yo en esta ocasión hice uno solo y después repartí el conjunto en los platos) o sino se hacen los paquetitos individuales, de manera que queden bien cerrados para que el vapor de la coción no escape. Lo metemos en el horno precalentado a 200º durante más o menos quince minutos. Por otro lado, ponemos a calentar aceite de oliva en una sartén, añadimos una guindilla y antes de que empiece a humear echamos los ajos cortados en trocitos pequeños y los germinados le damos unas vueltas y retiramos del fuego. Cuando sacamos el papillote del horno y lo servimos en el plato ponemos como “guinda” este rico salteado de germinado de lentejas y… listo para saborear.

papillote_verduras

25 septiembre, 2009 at 10:30 am 4 comentarios

Vida en tu cocina: los germinados (II)

Pues si ¡por fin me aventuré a germinar!. La primera vez como no me imaginé que pudiese tener unos resultados positivos no tengo prueba gráfica de ello, pero os aseguro que mis azukis germinaron “casi” a la perfección. Y digo casi porque como en toda primera experiencia siempre hay detalles que se escapan.

Os voy a explicar como obtener germinados en casa de una forma sencilla y barata:

Necesitamos:

  • 1 frasco de vidrio de un litro con boca ancha.
  • 3 cucharadas de semilla bien lavada (lenteja, soja, trigo, amaranto, alfalfa, garbanzo, etc.)
  • 1/2 litro de agua.

Procedimiento:

Las semillas se lavan y se colocan en el frasco con agua (tres veces su volumen). La boca del frasco puede cubrirse con una tela delgada o gasa para que no entren los insectos.
El frasco se deja en un lugar oscuro y cálido: de 10 a 12 horas para la alfalfa, de 12 a 15 horas para las lentejas y soja.
Luego se escurre el agua (la tela evitará que salgan las semillas) y se enjuagan bien con agua tibia.

Se acomodan los granos a lo largo de la pared del frasco y se vuelven a colocar en un lugar oscuro y cálido, enjuagándolos dos o tres veces los primeros días y luego una vez al día.

Nota importante: unas 48 horas después de haber iniciado el remojo, las semillas ya están muy reblandecidas, por lo que su cocimiento se hará en mucho menor tiempo (y podrían ser no más de 10 minutos de hervor) y con un ahorro considerable de combustible.

Cuando los brotes tienen de 2 a 3 centímetros de largo se exponen a la luz solar indirecta por espacio de unas 2 horas para que las hojitas se pongan de color verde, o sea, para que se les forme la clorofila, con esto se favorece el aumento de Vitamina C y toman un sabor más agradable.

O si lo preferís podéis comprar un germinador en una tienda ecológica o herboristería. Yo encontré este de la marca Beatlle a 2€ donde te explica los pasos a seguir de una manera fácil y progresiva. En esta segunda ocasión germiné lentejas y garbanzos.

IMG_3122

Eso si, algo muy importante a tener en cuenta es que las semillas que se requieren para germinar deben estar vivas, no sirven semillas irradiadas o sometidas a procesos físicos o químicos que alteren su estructura vital. Por lo demás, lo hagamos de un modo u otro podemos ver que germinar no es más que crear las condiciones adecuadas e idóneas para que la vida que habita en cada semilla despierte y ¿qué mejor sitio que nuestra cocina para llevar a cabo este proceso de vida?.

Animaos, como veis es muy fácil y los resultados son muy satisfactorios… sobre todo para nuestra salud.

germinado_lenteja

23 septiembre, 2009 at 10:30 am 9 comentarios

La revolución del nacimiento

Isabel Fernández del Castillo (la autora de este libro) nos explica que el nacimiento es el acto más natural de nuestra vida, sobre todo de la de la mujer, pero hoy en día se ha tecnificado y medicalizado de tal manera que es una de las intervenciones más artificiales en la vida de una madre.

Pero en este libro nos expone con pasión y gran sensibilidad que hay “alternativas naturales” aunque una vez más desgraciadamente, lo natural debe ser lo “alternativo” cuando en realidad lo natural lo es de por si y punto, en todo caso debería de ser alternativo lo artificial. El parto en España debe cambiar, siguiendo el modelo de otros países más avanzados que han implementado las recomendacions de la OMS en esta materia.

Título: “La revolución del nacimiento: partos respetados, nacimientos más seguros

Autor: Isabel Fernández del Castillo (1957)

libro-revolucion-nacimiento1

Resumen del libro:

El sistema de atención al parto vive un momento de gran debate, tanto entre usuarias como entre profesionales. Muchas de las intervenciones rutinarias en el paritorio han demostrado ser perjudiciales, mientras que las que están indicadas para resolver casos de riesgo tienen el efecto de incrementarlo cuando e aplican indiscriminadamente a mueres que no las necesitan.

La ciencia ha demostrado que la seguridad del parto normal no depende del uso de tecnologías sofisticadas que someten a la mujer, inhiben el parto y sustituyen su fisiología, sino del respeto de las condiciones que favorecen su progreso espontáneo: intimidad, libertad de movimientos y de expresión, seguridad emocional… y, sobre todo, respeto.

La crudeza de las rutinas hospitalarias, su innecesariedad en la mayoría de los casos, y el hecho de que a menudo se imponen de forma expeditiva hacen de la atención medicalizada al parto un inadvertido ámbito de represión y violencia contra la mujer y el bebé, impropio de una sociedad moderna.

Es hora de cambiar esta situación siguiendo el modelo de otros países más avanzados que han implementado las recomendaciones de la OMS en esta materia. Es una proceso colectivo ya iniciado que para las mujeres y sus parejas significa despojarse de la ingenuidad, y ejercer el derecho y la responsabilidad de dar a luz en cuerpo y alma, de velar por nosotros/as y nuestros/as hijos/as, y volver a retomar el poder que es propio, en lo que está demostrando ser una segunda liberación femenina.

lectura_recomendada

21 septiembre, 2009 at 10:00 am 8 comentarios

Hummus

Para entender el significado de esta palabra vamos a recurrir a su etimología, en árabe hummus representado por la grafía حُمُّص significa simplemente garbanzo. Pero además de este ingrediente estrella esta receta lleva otros como el zumo de limón y la crema de sésamo (también llamada tahini).

Este plato es típico de las cocinas de Oriente Medio y considerado como alimento básico pues es muy nutritivo, bajo en grasas saturadas, sin colesterol ni azúcares, pero rico en proteínas, fibra y vitamina C.

Pues bien un plato tan sencillo como este y representativo de la comida vegetariana no podía faltar en la sección recetas vegetarianas y además a petición de una argentinita querida. Dedicado a ella en especial, os pongo la receta de hummus.

humusPara ti Elis

Ingredientes (ecológicos*):

200 gramos de garbanzos cocidos (yo los dejo a remojo la noche anterior y luego los cuezo en la olla exprés con una hojita de laurel) – 1 diente de ajo – 3 cucharadas de tahini (o pasta de sésamo) – un pellizco de comino según el gusto – un poquito de cilantro – sal y pimienta negra – el zumo de 1/2 limón aproximadamente (un chorrito) – y unas 3 cucharadas de aceite de oliva virgen prensado en frío.

Con las manos en la masa:

Se mezclan todos los ingredientes en un recipiente y se bate muuuuy bien con la batidora, hasta conseguir una pasta cremosa y homogénea. Si se desea más cremoso se le puede añadir un poco más de limón o aceite. Al servir se puede adornar con un poco de pimentón dulce o picante, (a mí me encanta con chile), semillas de sésamo y un chorrito de aceite de oliva virgen de primera presión en frío. Sobre unas tostaditas, unas galletas de arroz o un pan de pita ¡¡está de rechupete!! Relamerse

19 septiembre, 2009 at 12:33 pm 6 comentarios

Revista: COCINA VEGETARIANA

Cobertes CV:Layout 1

Gracias a la publicación de esta revista “Cocina Vegetariana” de MC Ediciones, los vegetarianos y todas aquellas personas que quieran llevar una alimentación más sana y natural lo tendrán más fácil.

Entre su contenido destacar más de 70 interesantes recetas, artículos de nutrición, razones para elegir una alimentación vegetariana, referencia a páginas web y libros de utilidad, consejos, testimonios personales… todo ello ilustrado con fotografías de gran calidad.

Como colaboradora especial este mes Montse Bradford que nos habla del tofu, entre otros, como proteína vegetal.

El cocinar es un arte olvidado que hay que volver a recuperar a toda costa. El preparar nuestros propios alimentos con tiempo y amor generan Salud, Energía, Equilibrio y Paz interior. Desde aquí, una vez más, os animo a que os pongáis… ¡con las manos en la masa!Tuxiña-cociñeira

18 septiembre, 2009 at 12:53 am Deja un comentario

Bizcocho de gojis y nueces

IMG_3115

Antes de daros la receta de este nutritivo y beneficioso bizcocho, os voy a hablar del Goji y sus propiedades. Las bayas Goji (Lycium barbarum) se cultivan en las laderas del Himalaya y desde hace siglos forman parte de las medicinas tradicionales chinas y tibetanas por sus maravillosas propiedades.

Se la conoce como “la fruta de la longevidad” pues además de combatir los radicales libres, su radio de acción abarca patologías tan asociadas al envejecimiento como el cáncer o las enfermedades cardiovasculares.

Su composición nutricional es la siguiente:

  • 21 oligoelementos (manganeso, magnesio, zinc, hierro, cobre, calcio, níquel, cromo, potasio, cadmio, fósforo, germanio, cobalto y selenio, entre otros).
  • 18 aminoácidos (incluidos los ocho esenciales).
  • Proteínas (13 %).
  • Betasitosterol (un esterol vegetal con propiedades antiinflamatorias).
  • 8 polisacáridos y 6 monosacáridos, incluidos los polisacáridos Lycium Barbarum, exclusivos del Goji
  • Fibra (8%).
  • Carbohidratos (20 %).
  • Vitaminas esenciales (complejo vitamínico A vitamina B-1,B-2,B-6,C Y E).
  • Un amplio aspectro carotenoides. Luteína y Zeaxantina (flavonoides muy importantes para el cuidado de los ojos).
  • Superóxido dismutasa y Fenilpropanoides (factores inhibidores del envejecimiento).
  • Fisalina (compuesto natural que potencia y mejora el sistema inmune).
  • Ciperona (un sesquiterpeno con beneficios para el corazón y la presión sanguínea).
  • Solavetivona (un sesquiterpeno con propiedades antifúngicas y antibacterianas).
  • Betaína (componente que calma el nerviosismo y mejora la memoria).
  • Ácidos grasos esenciales, entre los que se encuentran los Omega 3 y 6.

Siguiendo las recomendaciones del Colegio Médico Tibetano, el consumo diario de 5 gramos (unas 20 bayas), sería suficiente para obtener los muchos beneficios que nos aporta el Goji. Se pueden hidratar con agua o alguna infusión, así son más agradables de tomar.

Las bayas se presentan naturalmente desecadas sin ningún tipo de sustancia añadida, en bolsas de 250 g y cuestan 15€.

Así que vamos a aprovechar este manantial de bondades usándolas como ingrediente de un sencillo bizcocho.

Ingredientes (ecológicos*): Un puñadito de gojis (hidratados en agua) – un puñadito de uvas pasas sin hueso (también hidratadas en agua)- 50 grs. de nueces picadas – 6 huevos – 1 yogur natural – 4 medidas (del vaso de yogur) de harina – 3 medidas (del vaso de yogur) de azúcar moreno de caña – 1 medida (del vaso de yogur) de aceite de girasol – una cucharada de bicarbonato.

Con las manos en la masa: batimos los huevos en un bol, a continuación añadimos el yogur y después las 3 medidas de azúcar. Después añadimos el aceite y seguimos batiendo hasta que todos los ingredientes se hayan mezclado bien. A continuación vamos añadiendo la harina (tamizada y poco a poco) en la que habremos mezclado la cucharadita de bicarbonato. Una vez que hemos echado toda la harina, agregamos las nueces picadas, los gojis y las uvas pasas. En un recipiente previamente untado de aceite y espolvoreado con harina (para que no se pegue) volcamos toda la mezcla y metemos al horno que deberá estar previamente caliente a una temperatura de 200º, pasados 10 minutos más o menos bajamos la temperatura a 180º. En 35 minutos debería estar listo, para comprobar ya sabéis el truco… pinchamos con un palillo y tiene que salir sequito.


bizcocho_goji


15 septiembre, 2009 at 12:38 am 6 comentarios

Entradas antiguas


Hoy puede ser un bonito día… ¡disfrútalo!

septiembre 2009
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

La vida es aquello que te va sucediendo mientras te empeñas en hacer otros planes. John Lennon (1940-1980)

Experiencia es lo que obtienes, cuando no obtienes lo que quieres. Randy Pausch (1960-2008)

Me han visitado:

  • 465,488 CURIOSILL@S

assagi

gracias

La Lista de Sinde

directorio de blogs de naturaleza
Paperblog
heart-wordpress
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons