Archive for abril, 2009

Pandemia

vacuna_amor

“Una epidemia de proporciones gigantescas se está propagando a nivel planetario y se ha confirmado que esta epidemia contaminará a miles de millones de personas durante los próximos 10 años”.

Algunos de sus síntomas son los siguientes:

1. Tendencia a dejarse llevar por la intuición y por lo que verdaderamente se quiere, en vez de actuar motivado por la presión de los miedos del pasado o por ideas limitantes acerca de sí mismo.

2. Total desinterés en juzgar a otros o juzgarse a sí mismo de cualquier manera que genere conflicto o separación.

3. Total incapacidad para preocuparse (este es uno de los síntomas más preocupantes).

4. Completa y amorosa aceptación de los demás y renuncia definitiva a tratar de cambiar a otros. (No juzgar)

5. Un deseo intenso de cambiar en miras a mejorar cada día en todos los sentidos.

6. Ataques, repetidos y totalmente sorpresivos de risa, combinados con una extraña y permanente sensación de gratitud y armonía para con tus semejantes.

7. Incontrolable tendencia a sentirse de nuevo como un niño, juguetón, abierto y sin complicaciones.

8. Tendencia a ser soñador, a ilusionarse sin razón y con entusiasmo.

9. Pérdida repentina de la arrogancia y mala memoria en el sector cerebral en el que los resentimientos y el dolor son almacenados.

10. Profundo respeto y veneración por la vida.

Si quieres seguir viviendo sin quedar afectado por esta terrible epidemia evita a toda costa contacto con las personas que presentan estos síntomas. Si ya manifiestas algunos de los síntomas, te informamos que son irreversibles que nunca podrás recobrarte.

Las vacunas contra esta irrefrenable epidemia que se recomiendan son las siguientes:

– Lee todas las noticias sensacionalistas que puedas.

– Ve televisión todo el día, especialmente los noticiarios nocturnos, para guardar en tus sueños los crímenes del día.

– Habla constantemente de las cosas terribles que nos han dicho siempre que van a pasar y exagéralo lo más que puedas.

– No trabajes, no te diviertas, , ni pienses en nada que pueda significar progreso o evolución; piensa que el mundo se va a acabar mañana o como mucho en el 2012.

– Concéntrate en los problemas, en lo desagradable, en las enfermedades y en la muerte; conviértete en un especialista del miedo y el dolor.

– Entabla discusiones violentas e inútiles.

– No permitas que tu estado de salud se libre de flagelos tales como dolores de espalda, problemas digestivos, dolores de cabeza, alta o baja tensión, y un alto nivel de azúcar en la sangre.

– Desvalorízate lo más posible, no reconozcas nada noble o bueno en ti.

– Muy importante ¡Quéjate todo el tiempo y no reconozcas nada bueno o positivo ni en tí ni en los que te rodean!

30 abril, 2009 at 10:09 pm 6 comentarios

Termómetros más ecológicos

termometroLos más ecológicos son los de cristal y galio, un líquido inofensivo. A partir de este mes de abril, las farmacias no podrán vender más termómetros de mercurio, un metal líquido que daña gravemente el sistema nervioso.

Hace dos años, en Noruega ocurrió un accidente que ejemplifica la peligrosidad del mercurio. Un adolescente quitó el envoltorio de un termómetro con la boca, con tan mala suerte que lo rompió y el mercurio se derramó. La madre, presa del pánico, llamó al servicio médico de urgencias, que activó el protocolo de emergencias tóxicas. A los pocos minutos, los médicos examinaban al chico, los bomberos procedían a limpiar la casa y la policía acordonaba la calle. Todo por un termómetro como los que muchas familias españolas guardan en su mesilla de noche.

Aunque la nueva legislación europea sólo prohíbe la venta de nuevos termómetros de mercurio, lo más sensato es entregar el viejo en la farmacia o en un punto verde antes de que se rompa. Decidir cómo debe ser el nuevo termómetro no es fácil, porque los modernos modelos electrónicos no son tan fiables y simples como los de mercurio. La mejor alternativa es el termómetro de cristal y galio, un líquido inofensivo que sustituye al mercurio. Además, no necesita baterías y está libre de cloruro de polivinilo (PVC), otros plásticos o níquel, que causa reacciones alérgicas a algunas personas. Su único inconveniente es que resulta lento. Aunque en la práctica la temperatura suele estabilizarse a los 30 segundos, los fabricantes indican que conviene esperar hasta cuatro minutos, lo que hace difícil tomar la temperatura a los niños más pequeños.

De oído y de frente
Los termómetros digitales más exactos son los que toman la temperatura en el oído mediante infrarrojos, pero hay que estirar un poco del lóbulo para que se amplíe el canal auditivo. La presencia de cerumen también puede alterar la medición. Por eso hay que comprobar que se obtiene la misma temperatura en los dos oídos. Por todo ello, son más apropiados para los profesionales con práctica que para los padres ansiosos.
Los termómetros de frente por infrarrojos son rápidos, pero no se consideran suficientemente precisos cuando la fiebre es alta, porque en este caso los órganos interiores pueden estar muy calientes y la cabeza bastante más fría.
Los termómetros electrónicos más recomendables son los digitales de contacto que se colocan en la axila. Son precisos, suficientemente rápidos y avisan con una señal auditiva que la medición ha acabado. Entre los modelos disponibles en las farmacias, son preferibles los que poseen la punta flexible y son capaces de realizar mediciones de fiebre alta (algunos sólo llegan a 40 o 41º C).

Qué hacer con un termómetro de mercurio roto
No se debe utilizar la aspiradora o la escoba para limpiar el mercurio. Hay que abrir las ventanas, quitarse reloj y anillos, ponerse guantes de látex y buscar con un foco o linterna potente todas las bolitas de mercurio. Las más grandes se juntan con un papel grueso y se vierten en un recipiente de boca ancha que pueda cerrarse luego herméticamente. También pueden aspirarse con un gotero. Las gotas más diminutas se pegan al papel adhesivo.
Hay que poner el papel, el gotero, los papeles adhesivos y los guantes en una bolsa de plástico. Esta bolsa y el recipiente donde se ha recogido el mercurio debe ponerse en otra bolsa, que debe entregarse en un punto de recogida de productos tóxicos.

Fuente: Revista Integral (Claudina Navarro y Manuel Núñez)

gotitas_mercurio

Una vez más vemos como una sustancia tan tóxica como esta, el mercurio, ha estado campando a sus anchas en nuestras vidas, poniéndola de amalgama en nuestros empastes, manipulándola sin mayor precaución, vertiéndola a los ríos… para que ahora después de muchos años y miles de víctimas, hayan llegado a la conclusión de prohibirla. Pero… tan solo es una sustancia peligrosa de tantas que conforman una larga lista.

Os invito a leer el artículo del blog de Carlos de Prada (naturalista, periodista y escritor) sobre el Mercurio y el plomo, realmente alucinante.

28 abril, 2009 at 11:34 pm 5 comentarios

10.000 curiosill@s… ¡grAcias!

Vaya, se puede decir que… me pillasteis con las “manos en la masa” poniendo el blog de fiesta y no me dio tiempo a sacar la tarta antes de las diez mil visitas, pero… aquí está:

¡gracias a tod@s vosotros!

tarta_blog

Como dije desde el primer día esperaba que este proyecto fuese una experiencia enriquecedora tanto para mí a la hora de elaborar las entradas buscando información, reflexionando sobre los temas y la manera de plasmarlos como después  con vuestros comentarios. Pero lo que no esperaba es que tuviese o levantase tanto interés, poco a poco, día a día, lo cual os lo debo a todos, los que ya me leéis asiduamente y a los que curiosean estos escritos por primera vez, a todos… mi gratitud.

El lema era aprender y compartir, así que… espero seguir aprendiendo y compartiendo con vosotros al menos hasta llegar a cumplir otras 10.000 visitas más ¡¡un besito muy grande curiosill@s!!

26 abril, 2009 at 11:22 pm Deja un comentario

Cosmética natural ♣

belleza

Si eres de los que no le da demasiada importancia a lo que te pones en la piel, con tal de que tenga un buen precio o no sabes muy bien como interpretar ese “galimatías” de ingredientes en la etiqueta de los cosméticos, intentaré ayudarte a entender por qué es tan importante prestarle atención a lo que aplicamos a nuestra piel.

Aproximadamente un 60% de lo que nos ponemos en la piel pasa a través de ella al torrente sanguíneo por lo que deberíamos tener tanto cuidado con los cosméticos como con nuestra alimentación. Son muchos los hombres y mujeres que hoy en día usan más de cuatro productos de cuidado personal con lo cual el contacto con los tóxicos puede ser muy considerable, provocando a largo plazo alergias, cáncer, esterilidad, problemas respiratorios… (esto ya ha sido sometido a numerosos estudios). Este tipo de sustancias (tóxicas) se encuentran sistemáticamente en los humanos, en la leche materna y en la sangre del cordón umbilical, lo que demuestra su amplia y descontrolada dispersión, según constata un informe realizado por Greenpeace.

Os preguntaréis  si esto es cierto, como afirman los grupos de estudio, ¿por que están permitidos estos ingredientes?. La respuesta es sencilla, la industria farmacéutica  y cosmética son poderosas, y aunque poco a poco van haciendo guiños a formulaciones más naturales o menos perjudiciales, no tienen interés es cambiar sus estándares, los extractos naturales son mucho más caros y mermarían sus márgenes de ingresos.

Por todo esto, deberíamos ser muy rigurosos a la hora de comprar la cosmética leyendo detenidamente la composición del producto y no quedarnos solamente con las tan sugerentes palabras que aluden a la naturalidad del cosmético, pues esto es solo una artimaña de los fabricantes. Debemos comprar cosmética natural avalada por el sello estándar europeo que nos certifique que los ingredientes de esos cosméticos cumplen con ciertas premisas como que:

Utilizan materias primas naturales y ecológicas, respetando la biodiversidad.
Utilizan responsablemente los recursos naturales y protegen el entorno.
Recurren a métodos limpios de manipulación y fabricación que no ponen en riesgo ni la salud humana ni el medio  ambiente.
Están desarrollados con la “química verde” (plantas, extractos, aceites, arcillas…) como alternativa a la petroquímica.

De la aplicación de estas directrices se deduce que los ingredientes serán agua de calidad, ingredientes minerales, sustancias vegetales (procedentes preferentemente de la agricultura ecológica) y una proporción mínima de agentes sintéticos que no puedan ser sustituidos pero que no estén en la larga lista de ingredientes prohibidos. Además, los productos no pueden contener transgénicos, nanopartículas o sustancias irradiadas. Por supuesto, tampoco pueden haber sido testadas en animales.

En esta cesta os muestro algunas de las marcas de cosmética natural avaladas por su certificado, si  no sabéis dónde  podéis conseguir este tipo de productos os puedo recomendar una tienda virtual alemana donde encontraréis una gran variedad de productos y marcas y donde podréis adquirir vuestra cosmética natural a un buen precio Alegría-Naturkosmetic

cesta_cosmetica3

Un consejo, desconfiad cuando os ofrezcan productos que contienen “supuestamente” propiedades de algunas “esencias” como la manzana, el melón, fresa, sandía, etc. Y tienen un aroma igual a las frutas mencionadas, seguro que “no” contienen aceites, es imposible que nos ofrezcan un aceite esencial natural con el aroma de cualquier fruta que no provenga de los cítricos: naranja, pomelo, limón, bergamota, mandarina, etc. Este aroma es simplemente una composición química, que no aporta ninguna propiedad terapéutica.

Como veis el simple hecho de lavarse la cara, maquillarse, aplicarse un desodorante o teñirse el pelo se puede convertir en un ‘atentado’ contra la salud si no se eligen los productos adecuados. A continuación os pongo una tabla con los tóxicos más peligrosos para que al leer las etiquetas de los productos de cosmética que tenéis en casa podáis localizarlos y acto seguido plantearos si… vuestra cosmética no se merece tanta atención como vuestra alimentación…

Recuerda ¡¡tu eliges!!

gasmask

lista_tóxicos

24 abril, 2009 at 12:59 am 6 comentarios

El poder Natural de la Mujer

“El ejemplo mas obvio de cuánto nos hemos apartado de nuestras raíces orgánicas como comunidad femenina lo constituyen, en nuestra cultura actual, las prácticas relacionadas con los nacimientos. Las mujeres hemos llegado a creer que no sabemos cómo tener bebés.

El hecho nos inspira temor, nos aterroriza, y buscamos la ayuda de los “expertos” para hacerlo bien. Ingresamos en ambientes esterilizados, inhóspitos, alejados de nuestro hogar y nuestra familia, a fin de yacer con los pies levantados para que un técnico extraiga el bebé de nuestro cuerpo. Nos hemos convencido de que, si lo hacemos de otra manera, pondremos en peligro a los niños que traemos al mundo, que los perjudicaremos y apareceremos como unas irresponsables ante nuestros hijos. De modo que, sumisamente, aceptamos los consejos del Médico Todopoderoso y su personal de guardapolvo blanco y, consecuentemente, sobrellevamos en nuestro parto un alto “grado de complicaciones”. Vamos al hospital para hallarnos “seguras”, para ingerir drogas que nos “ayudarán” a hacerlo mejor; seguimos las indicaciones y nos rasuran las partes pudendas, para que al “desgarrarnos” no contaminemos a nuestro hijo.

¿Dónde está el animal que hay en nosotras? ¿Qué se ha hecho de nuestro instinto natural? ¿Cómo imaginamos que han nacido bebés durante todos estos milenios, antes de que inventáramos los hospitales y que los hombres se ocuparan de los partos? Es como si sufriéramos de amnesia; simplemente, no recordamos”.

Autora: Vicki Noble

“El dolor ha sido creado e institucionalizado por la ignorancia, y se mantiene porque constituye un formidable instrumento de poder” esta es una frase del libro “Parir sin miedo” de Consuelo Ruiz Vélez-Frías, cuya lectura os recomiendo (particularmente a las mujeres).

parir_sin_miedo1

22 abril, 2009 at 10:16 pm 4 comentarios

¿Qué son las grasas hidrogenadas?

Grasas de origen vegetal que en nuestro organismo se comportan como grasas saturadas, cuyo exceso contribuye a aumentar los niveles de colesterol sanguíneo

Las grasas hidrogenadas se emplean con frecuencia en la elaboración de productos como aperitivos salados (palomitas, patatas fritas…), productos precocinados (empanadillas, croquetas, canelones, pizza…), bollería, galletas…, alimentos cada vez más demandados.

¿Cómo se obtienen? Las grasas hidrogenadas son una forma físico-química en la que se pueden presentar las grasas. El aspecto físico de un alimento graso depende del tipo de grasa que abunde en su composición, según sea saturada o insaturada. Por ejemplo, la grasa saturada (se denomina así porque todos sus átomos de carbono están saturados de hidrógeno) es sólida a temperatura ambiente, y esto explica que alimentos ricos en esta grasa, como el sebo, el tocino o la mantequilla, tengan un aspecto más sólido. Los aceites vegetales como el de oliva o semillas, ricos en ácidos grasos insaturados (no todos sus átomos de carbono están unidos a hidrógeno, sino que están unidos por dobles enlaces), son líquidos a temperatura ambiente. No obstante, se puede modificar la composición físico-química de un alimento con el fin de cambiar su aspecto, su textura y sus posibilidades de empleo. Así, los aceites vegetales se pueden hacer más sólidos introduciendo moléculas de hidrógeno en su composición, es decir, hidrogenándolos y transformando sus ácidos grasos insaturados en más saturados de hidrógeno. De este modo se obtienen las denominadas grasas hidrogenadas.

Los fabricantes emplean este tipo de grasas por su bajo coste y porque los productos elaborados con grasas hidrogenadas pueden permanecer durante más tiempo en las estanterías de los supermercados ya que estas grasas tardan más tiempo en enranciarse. A pesar de su origen vegetal, debido al tratamiento físico-químico que han sufrido, las grasas hidrogenadas se comportan en nuestro organismo como la grasa saturada, es decir, como “grasa mala”, cuyo exceso contribuye a aumentar los niveles de colesterol sanguíneo. Por tanto, es recomendable revisar el etiquetado de los alimentos y no abusar de aquellos que contengan este tipo de grasas.

En la lista de ingredientes de muchos productos se indica que contiene grasas hidrogenadas o grasas parcialmente hidrogenadas. Aunque la etiqueta haga referencia al origen vegetal de estas grasas -que el consumidor puede asociar a saludable-, en nuestro organismo, este tipo de grasas se van a comportar como grasas saturadas debido al proceso de hidrogenación que han sufrido. Hay evidencia científica de que consumir en exceso alimentos que lleven grasas parcial o totalmente hidrogenadas, se relaciona con un aumento de la tasas de colesterol y triglicéridos plasmáticos, lo que contribuye en parte a la aparición y desarrollo de enfermedades vasculares, como la hipercolesterolemia, la hipertrigliceridemia y la arteriosclerosis. Ésto hace que sea especialmente importante que personas con niveles elevados de colesterol o triglicéridos en sangre o que sufran cualquier tipo de enfermedad cardiovascular, eviten el consumo de alimentos que contengan este tipo de grasas.

Fuente: Consumer

Más información relacionada:

Las grasas trans Grasas vegetales Bollería industrial

bolleria_industrial

Nosotros como consumidores responsables y principales vigías de nuestra salud debemos leer atentamente las etiquetas de los productos que compramos. Por lo tanto, es recomendable que elijamos productos que no contengan grasas hidrogenadas y sobre todo que especifiquen el tipo de aceite utilizado.

21 abril, 2009 at 12:18 pm 4 comentarios

Guiso de seitán con patas doradas

Recién llegadas las verduritas frescas y ecológicas que encargamos a través de la tienda virtual a Labregos daiquí, se  me antoja hacer un guisote de seitán acompañado de muchas verduras y para combinar, una sartenada de patatitas doradas.

Este fué el resultado, después os pongo la receta que es muy fácil y versátil.

guiso_seitan


Ingredientes (ecológicos): pimiento rojo – pimiento verde –  puerro – ajetes –  zanahoria – guisantes – champiñones – aceite de oliva – sal – salsa de tomate – caldo vegetal – pimienta blanca – orégano – perejil – patatas.

Con las manos en la masa: Ponemos en una olla un buen chorro de aceite de oliva, mientras troceamos todas las verduritas, las vamos echando al aceite y sofreímos, cuando están medias tiernas añadimos el seitán cortado en trocitos no muy grandes. Repasamos todo el conjunto y añadimos la salsa de tomate y el agua, cuando empieza a hervir añadimos el cubito vegetal (que ya trae sal), la pimienta blanca y las especias. Dejamos que cocine a fuego lento y una vez apagado le ponemos por encima perejil picado, y dejamos que asienten los sabores. Mientras pelamos, cortamos (en trocitos pequeñitos) y freimos las patatas en abundante aceite. Servimos caliente.

Este es el típico guiso de toda la vida que nos hacían nuestras mamis cuando eramos pequeños, para hacernos comer  verduras, pero ahora si cabe, aún más sanito 😉

¡Que aproveche!

18 abril, 2009 at 12:30 pm Deja un comentario

Entradas antiguas


Hoy puede ser un bonito día… ¡disfrútalo!

abril 2009
L M X J V S D
« Mar   May »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

La vida es aquello que te va sucediendo mientras te empeñas en hacer otros planes. John Lennon (1940-1980)

Experiencia es lo que obtienes, cuando no obtienes lo que quieres. Randy Pausch (1960-2008)

Me han visitado:

  • 460,796 CURIOSILL@S

assagi

gracias

La Lista de Sinde

directorio de blogs de naturaleza
Paperblog
heart-wordpress
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons