Entre el perro y el gato, la gallina…

22 febrero, 2009 at 12:45 am 5 comentarios

Este poema lo escribió el pediatra Carlos González. Su faceta más conocida es la de experto en lactancia y alimentación infantil pero en este poema nos habla sobre el instinto natural de parir y del intervencionismo absurdo y desmesurado que hay hoy en día en el proceso de la mujer parturienta.

Entre el perro y el gato, la gallina…

Picoteaba un día una gallina
entre unos desperdicios de cocina
cuando le sobrevino un deseo urgente
de alzar la vista al frente
y caminar con paso vacilante
(el cuello para atrás y para adelante)
hacia un montón de paja allí dispuesto.

Cacarea, se sienta, se menea,
pica, repica, suplica, tuerce el gesto,
se levanta, se vuelve, cacarea,
puja, empuja, apretuja y pone un huevo.

Un gato, que de todo fue testigo
(aunque el suceso no era nada nuevo)
reflexiona, lamiéndose el ombligo:
“A las puertas del siglo XXI,
y que aún pongan los huevos de uno en uno!”

No alcanza a comprender su alma felina
que una simple gallina,
no sabiendo de ciencia, ni de oficio,
sin el auxilio de gente preparada,
ni acceso al beneficio
de la moderna técnica avanzada
esté a poner un huevo autorizada.

Se acerca el gato a un perro que dormita
al sol junto al corral
y al oído unas frases le musita
en tono coloquial:
“¿Se ha fijado, colega
en cómo pone la gallina, ciega
al peligro, sin método ni nada?
Hemos de poner fin a un sufrimiento
que hace de las gallinas instrumento
de la naturaleza desatada.”

“Tiene razón”, responde el aludido,
“que es la puesta una empresa complicada
para hacerla en un nido.
Hay que abrir un centro veterinario,
a modo de huevario,
en el que sea la puesta controlada
y el huevo por expertos atendido.”

Buscar deciden, pues, a la gallina
que a la puesta parezca más cercana,
y resulta ser tal la Serafina.
El gato le pregunta: “Dime, hermana,
¿no notas de algún huevo la venida?”
“Nada noto” — “¡Es puesta retenida!”
“Hemos de proceder sin dilación.
Estírate para la exploración.”

“¿Me siento así?” — “¡No, tonta, boca arriba!”
Procede a desplumar el perineo
(¡qué vergüenza!). “Colega, ya lo veo.
Con una lavativa
y una infusión de hormonas adecuada
habremos de inducir ahora la puesta;
y una vez dilatada,
hacer palanca con una cuchara
y recoger el huevo en una cesta.”

(Hubo de dar el gato una tajada,
porque, si no, no entraba la cuchara.)
Ya se extiende la voz: ¡Por fin la ciencia
da respuesta a este problema diario!
Las gallinas, con suma diligencia
acuden al huevario.

Y es fama que de ciento que allí ponen
son las cien boca arriba desplumadas
las noventa tajadas,
las cincuenta inducidas, cuarenta
instrumentadas, y algo más de treinta
salen con un buen corte en la barriga.

Tan sólo una recela: nuestra amiga
que iniciaba esta historia.
Porque es gallina vieja, que ya ha puesto
mucho huevo en la vida, y todo esto
le huele más a esclavitud que a gloria.

¿No ha de tener mi cuento moraleja? Hela aquí: Mujer, no seas gallina, y si lo eres, sé gallina vieja. Pregunta al que entusiasta te aconseja métodos tan científicos y nuevos. “¿Ayudas tú en verdad a la gallina, o sólo vienes a tocar los huevos?

gallina

Bibliografía de Carlos González:

  • Mi niño no me come (1999)
  • Bésame mucho, cómo criar a tus hijos con amor (2003)
  • Manual práctico de lactancia materna (2004)
  • Un regalo para toda la vida, guía de la lactancia materna (2006)
Anuncios

Entry filed under: Salud.

Vainilla… reina de los condimentos Desaliento

5 comentarios Add your own

  • 1. Nago  |  22 febrero, 2009 en 8:26 pm

    Muy bueno, y con moraleja como siempre 😉
    La bibliografía muy interesante

    Besiños Ro!

  • 2. Rocío  |  23 febrero, 2009 en 8:50 pm

    Cuando me lo pasó una “compi de fatigas” me encantó! lo leí, lo releí y no sé si me gusta más todo el poema o la moraleja. Carlos González estuvo muy lucido en este poema. Me gusta lo que dice y cómo lo dice.

    Un besiño Nago.

  • 3. luismi  |  24 febrero, 2009 en 6:16 pm

    Escribes con un tono peculiar, muy bonito y cargado de ciertas moralejas… hiciste que sonriera, gracias
    Un abrazo grande
    Lluis

  • 4. Rocío  |  24 febrero, 2009 en 9:29 pm

    Hola luismi!

    Bienvenido! de la mano de Dulós es todo un placer tenerte por aquí, en mi recuncho particular 😉

    Te aclaro que el poema este, como ponía en el primer párrafo, lo escribió Carlos González que es un pediatra que trata sobre todo el tema de la lactancia. Ciertamente la moraleja no tiene desperdicio y… si además te ha sacado una sonrisa pues, me alegro mucho de verdad!

    Un saludo de una curiosilla a un aprendiz 😉

  • 5. yaneri del orbe  |  10 febrero, 2013 en 3:11 pm

    k lindo me en cata

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Hoy puede ser un bonito día… ¡disfrútalo!

febrero 2009
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
232425262728  

La vida es aquello que te va sucediendo mientras te empeñas en hacer otros planes. John Lennon (1940-1980)

Experiencia es lo que obtienes, cuando no obtienes lo que quieres. Randy Pausch (1960-2008)

Me han visitado:

  • 466,703 CURIOSILL@S

assagi

gracias

La Lista de Sinde

directorio de blogs de naturaleza
Paperblog
heart-wordpress
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons


A %d blogueros les gusta esto: