El ahorro responsable

26 mayo, 2009 at 12:23 pm 2 comentarios

Cada día tomamos decisiones que influyen en el tipo de sociedad que buscamos. No sólo ejercemos nuestra responsabilidad social con nuestro voto, sino que también lo hacemos cuando consumimos y en nuestros hábitos diarios, tales como reciclar, apagar las luces al salir de una estancia o dedicar tiempo libre al voluntariado. Aunque cada vez tenemos un sentimiento más generalizado de que nuestro comportamiento individual influye en el mundo, todavía muchas personas no se han planteado aún que con sus ahorros también pueden fomentar un tipo de realidad u otra.

En este sentido, nos hemos acomodado a pensar que recurrimos a los bancos porque no nos queda otra alternativa para tener nuestro dinero seguro, y que, en general, nos da igual una entidad u otra, pues la finalidad de todas es maximizar beneficios a favor del accionariado y a costa del cliente. Rompemos, a veces de forma inconsciente, el lazo que nos une con el destino de nuestros ahorros al salir de la oficina bancaria. Sin embargo, si como consumidores responsables nos planteamos de dónde procede el café que compramos o en qué condiciones se ha fabricado la ropa que nos ponemos, ¿por qué no trasladar esa trazabilidad a nuestros ahorros?.

El ahorro responsable viene a ser la otra cara de la moneda del consumo responsable: ¿cómo utilizo de forma coherente el dinero que no destino al consumo? Una pregunta que lleva, irremediablemente, a otra: ¿qué hace mi banco o caja con mis ahorros? Si ha llegado a este punto, ¡enhorabuena! Se ha hecho la cuarta pregunta.

Ante una decisión de inversión o de ahorro, lo habitual es formularse tres preguntas básicas: qué seguridad, qué rentabilidad y qué liquidez me ofrece un producto comercializado por una entidad financiera. Son preguntas que se plantean desde el propio interés legítimo. La reflexión y los pensamientos necesarios para responder a estos interrogantes deberían, por tanto, tener en cuenta únicamente la situación personal y el beneficio propio. Sin embargo, existe una cuarta pregunta a la hora de adoptar decisiones financieras, que incorpora en la reflexión una dimensión más amplia y que implica el interés general. Y es ahí donde entra el papel de la banca ética, también llamada sostenible o responsable.

La banca ética busca dar respuesta a aquellas personas y organizaciones que quieren incorporar en sus decisiones económicas su forma de ver el mundo. Por ello, realizan un ejercicio de responsabilidad al elegir una entidad acorde con sus valores, a la que exigen asimismo la responsabilidad de invertir su dinero en proyectos y empresas que promueven un desarrollo sostenible, y de contarlo de forma transparente.

En 1980, un grupo de estudio compuesto por personas provenientes del mundo económico y de la enseñanza,  convencidas de que era posible y necesaria una forma diferente de hacer banca, fundaron Triodos Bank. Bajo las premisas de desarrollo sostenible, inversión socialmente responsable y transparencia, en estos 27 años Triodos Bank ha contribuido a que muchas iniciativas valiosas para la sociedad y consideras como “utópicas” en su origen hayan podido ver la luz y demostrar que son económicamente rentables.

Como banca especializada en la financiación de proyectos, empresas y organizaciones que aportan un valor añadido de carácter social, cultural y medioambiental, Triodos Bank promueve una aproximación nueva al negocio bancario y un uso más responsable y consciente del dinero. Y todo, sin renunciar a la rentabilidad económica.

Mediante su política de inversión sostenible, Triodos Bank ofrece a los ahorradores, tanto particulares como institucionales, la posibilidad de que su dinero trabaje en el mismo sentido que sus ideales y valores. Para muchos ciudadanos y organizaciones, esta realidad supone poder dar coherencia a sus acciones también en el ámbito del ahorro y la gestión de tesorería, sabiendo que sus fondos están contribuyendo a una sociedad más humana y respetuosa con el planeta bajo las premisas bancarias de seguridad, rentabilidad y liquidez. También los inversores, ya sea en el accionariado de Triodos Bank o en nuestros fondos de inversión, pueden poner en práctica otra manera interesante de invertir de forma responsable, sabiendo que contribuyen a un modelo innovador, más humano y transparente, de hacer banca.

Cualquier persona que dona, gasta, ahorra o invierte forma parte del sistema económico y social. Con las decisiones económicas y de consumo, el mundo puede cambiar, y puede hacerlo a mejor o a peor. Uno decide dónde quiere comprar, dónde quiere ahorrar y ver qué es lo que sucede a partir de ese momento. Como cualquier empresa, los bancos son agentes sociales; pero además, por su propia naturaleza, porque invierten y promueven la creación y el desarrollo de productos y de iniciativas, son agentes sociales especialmente activos.

Una institución financiera como Triodos Bank es necesaria para que el dinero de personas, instituciones y empresas interesadas en el desarrollo de la agricultura ecológica, las energías renovables, el Comercio Justo, la cooperación al desarrollo, la integración social, la cultura o la educación, entre otros sectores, impulse proyectos de este tipo. De este modo, los ahorradores no sólo obtienen el beneficio económico similar al ofrecido por otras entidades financieras, sino que además invierten responsablemente permitiendo la financiación de innumerables empresas e iniciativas con valor añadido de carácter social, medioambiental y cultural. A cambio, piden al banco que mantenga su fidelidad a los principios que defiende y transparencia en sus operaciones.

Las herramientas para la inversión y el ahorro responsable son una oportunidad más para la coherencia. Sin duda el mundo mejora cuando uno decide, de forma responsable, la forma en la que ahorra, invierte o consume su dinero.

Sonia Felipe Larios (Responsable de Comunicación de Triodos Bank)

cerdito

About these ads

Entry filed under: Campañas solidarias, General, Medio Ambiente, Productos ecológicos. Tags: .

La tienda de la Verdad En defensa de la creatividad infantil

2 comentarios Add your own

  • 1. albino  |  26 mayo, 2009 en 9:07 pm

    Uffffffffffff. Hay que ser economista para comprenderlo, pero después de la segunda lectura ya empecé a comprender.
    Lo que pasa es que casi no dejamos en el banco mas que el dinero que cobramos de las jubilaciones de mi mujer y mía y con eso vivimos pagando todos los gastos del mes, y las extraordinarias, para gastos extraordinarios. Lo ahorrado se gastó en la casa, el coche y alguna que otra cosa mas de mobiliario, pagado al contado.
    No quiero ser el mas rico del cementerio.
    Un beso

  • 2. Rocío  |  26 mayo, 2009 en 9:57 pm

    :) Hola Albino, yo creo que más que dificultad para comprenderlo quizás se hace demasiado largo.

    Pero el mensaje es fácil de entender, mi “misión” en esta entrada es dar a conocer que existen también otros bancos, con otra filosofía distinta a los que conocemos. Se llama banca ética porque con nuestro dinero ayudan a financiar proyectos sostenibles y estos bancos nos lo muestran de forma transparente.

    ¿Te has preguntado alguna vez que hace tu banco con TU dinero? (por pocos ahorrillos que sean)… Si un día vamos a nuestro banco y decimos que queremos hablar con el director y le planteamos esta pregunta, la escena podría tornarse hasta cómica porque seguro se empezaría a poner de todos los colores empezando por el blanco más puro hasta terminar con el morado, pero finalmente tendrían que decírnoslo porque tenemos derecho a saberlo.

    Lo más seguro es que te “confiesen” que invierten en empresas (grandes por supuesto) como petroleras, comunicaciones militares, químicos… Es en este punto dónde hay que plantearse si estamos de acuerdo o queremos que nuestro dinero (por poquito que sea) se emplee de una manera justa y limpia.

    También en esto nuestra decisión es muy importante e influyente en muchos sectores y vidas incluso.

    Un besiño Albino, piénsalo y comparte esta información con tu gente a ver que opinan.

    Por cierto, muchas gracias por tomarte el interés de hacer una doble lectura de esta entrada. Lo siento, pero creo que merece mucho la pena ;)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Hoy puede ser un bonito día… ¡disfrútalo!

mayo 2009
L M X J V S D
« abr   jun »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

La vida es aquello que te va sucediendo mientras te empeñas en hacer otros planes. John Lennon (1940-1980)

Experiencia es lo que obtienes, cuando no obtienes lo que quieres. Randy Pausch (1960-2008)

Me han visitado:

  • 398,493 CURIOSILL@S

assagi

gracias

La Lista de Sinde

directorio de blogs de naturaleza
Paperblog
heart-wordpress
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: